21/4/17

Reseña: El niño que quería construir su mundo, Keith Stuart.



Resultat d'imatges de el niño que queria construir su mundo

Título: El niño que quería construir su mundo.

Autor: Keith Stuart.

Editorial: Alianza editorial.

¿Saga?: No.

Páginas: 464.




Sinopsis

Alex es un padre de treinta y tantos años. Quiere a su esposa, Jody, pero ha olvidado cómo demostrárselo. Quiere a su hijo, Sam, pero no lo entiende. Su matrimonio va a la deriva.

Jody es una mujer cansada de educar sola su hijo. Recrimina a Alex que solo viva para su trabajo. La ruptura no tiene vuelta atrás.

Sam tiene ocho años. Es maravilloso, sorprendente..., pero para él, el mundo es un rompecabezas que tiene que aprender a montar solo. Sus problemas de comportamiento han provocado muchas tensiones entre sus padres que llegan a separarse. 

La vida de Alex carece de sentido. Busca desesperadamente la manera de reconstruirla y de relacionarse con Sam. Para su sorpresa, descubre la pasión de Sam por el videojuego Minecraft. El juego les va a permitir encontrar a ambos un lugar en el que comunicarse y entenderse, redescubrirse cada uno; un lugar en el que establecer una relación más profunda entre los dos y cada uno consigo mismo.

¿Podrá esta familia fragmentada reconstruirse poco a poco, ladrillo a ladrillo? 

Opinión personal

El niño que quería construir su mundo ha sido un libro que me ha gustado pero que a la vez me ha dejado un tanto frío. Es una historia que habla del autismo, sí. Y tan sólo por eso merece la pena, porque lo describe muy bien. Y es que a través de la voz narradora de Alex, el padre de Sam (un niño bajo el espectro del autismo) vamos conociendo como es el día a día de estas personas. Nos metemos en la piel del personaje y nos dibuja lo que siente, lo mucho que quiere a su hijo pero lo agotador que acaba resultando no saber del todo bien si estás haciendo lo correcto o no. Lo comprendes y lo conoces. Me ha gustado que se trate este tema, el autismo, de una forma tan natural, tan cristalina y tan sincera, como realmente lo sentiría un padre.

Otra de las cosas que me ha convencido cien por cien han sido los personajes y las relaciones, porque ese es el segundo punto más importante de la novela: las relaciones entre las personas. El amor, la amistad, la familia... todo. Me ha gustado como se representaba, como cada personaje tenía sus más y sus menos pero aún así conseguían salir adelante por el apoyo de otros. Ha sido un tema que ha sido llevado a cabo de una forma muy
Resultat d'imatges de a boy made of blocksbonita y real, y la sensación que me ha transmitido me ha encantado. Me he emocionado en algunos fragmentos, incluso, porque Alex lo describe todo tan inocentemente que llegabas a darte cuenta de que estaba mal, o de que no estaba en su mejor momento, y un detalle -por insignificante que fuera- podía hacerle sonreír.La importancia de los pequeños detalles es esencial en esta historia.



Sin embargo, hay algo que no me ha terminado de convencer. Tal vez le faltaba algo más de trama, o le sobraban páginas, no lo sé. Pero me ha dejado un poco frío. O sea, sí, me ha gustado, pero no ha sido un libro que me haya cambiado la vida o que me haya dejado con una sensación de pensar "wow, menudo novelón" porque no me lo ha parecido. Es muy interesante por los temas que trata, y realista, y bonito, pero me ha fallado algo. Aún así, lo recomendaría porque creo que habla de muy pocas cosas pero que, al menos, lo hace de una forma bastante especial, cercana y realista. Si buscáis una novela con giros, este no es vuestro libro. Pero si queréis aprender sobre autismo y pasar un buen rato y leer algo bonito y triste a veces, leedlo. Dejad que Alex os cuente la historia de Jody, Emma y Dan y todos los demás pero, sobre todo, la historia de Sam.

Puntuación: 3/5

Mostrando _20161013_225841.jpg

2 comentarios:

  1. Hola, seguramente me anime con esta lectura porque me parece un tema interesante y ahora que sé lo que voy a encontrarme, creo que me gustará :)

    ResponderEliminar